Perro no quería cortarse las uñas. Usando queso líquido y su calva, su dueño logró que le colaborara