Perro policial disfruta un rico sándwich de helado en su último día de servicio. Adiós, compañero