Perro “secuestró” un negocio en México y tomó a clientes como rehenes. Nadie quería enfrentarlo