Perros adoptados durante la pandemia son devueltos a los refugios en California. No pueden cuidarlos