Todos empezamos algún día a cocinar y todos tuvimos algún que otro problema llegado el momento. Puede que algunos de vosotros intentaseis congelar una ensalada, unos quemaríais algo y otros decidisteis que el microondas aceptaba el plástico como animal de compañía. Pero no estáis solos.

Seguir leyendo artículo en Cabronazi.

También te puede interesar:  First Dates: Odia a los italianos y le traen uno “Tiene musculitos, pero los dientes raritos”