Pingüino saltó a un bote para salvarse de ser cenado por ballenas asesinas. Supo escapar del peligro