Pitbull callejero era apiedrado por los niños del barrio. Al rescatarlo, fue muy tierno y agradecido