Pitbull se encuentra con un pato en el parque y se vuelven grandes amigos. Jugaron a las mordidas