Podemos quedarnos tranquilos: Friends se quedará en Netflix (aunque no les costó nada barato)