Por qué los asiáticos están afrontando mejor el coronavirus que el resto del mundo