Por su cara amargada vivió en la calle, por fortuna alguien lo acogió. No sonríe pero está feliz

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Lamentablemente existen animales que no tienen hogar, que se ven obligados a vagar en las calles y sobrevivir cada día. Aunque existan personas dispuestas a darle un hogar, no se dan abasto y pues hasta encontrar a esos seres especiales deben seguir en estos espacios.

Lamentablemente Bean tuvo…

Ahora puedes leer el artículo de UpSocl sobre Por su cara amargada vivió en la calle, por fortuna alguien lo acogió. No sonríe pero está feliz.

Seguir leyendo artículo en UpSocl.