Preso condenado a muerte que sobrevivió a 18 intentos de ejecución falleció de COVID-19. No pudo más