Presos hacen casas para perritos abandonados a partir de escombros en la cárcel. Felicidad para todos