Profesor dona sus propios zapatos a un alumno antes de su graduación. No le importó quedar descalzo