Protegen de los cazadores a la única jirafa blanca del mundo. La rastrean con GPS para cuidarla