Quiere tanto a su hermanito con síndrome de Down, que le canta todo el día. Al bebé le encanta