Realizaron una fiesta ilegal en un yate en plena pandemia. El sobrepeso los lanzó a todos al agua