Admiro la elegancia y tranquilidad con la que los animales viejos aceptan la muerte. Llegado el momento, se retiran para descansar hasta que la dulce muerte les visita. Es triste y conmovedor, sí… pero no tiene nada de absurdo. Parece que ellos saben aceptar el final mucho mejor que…

Ahora puedes leer el artículo de La Voz del Muro sobre Rechazó la quimio a los 90 años y en su lugar se fue de viaje con su hijo por EE.UU.

También te puede interesar:  Q’osqo, Parte II, (Valle Sagrado)

Seguir leyendo artículo en LaVoz del Muro.