Rechazó la quimio a los 90 años y en su lugar se fue de viaje con su hijo por EE.UU