Refugio celebra por primera vez un mes sin tener que sacrificar animales. Los salvaron al adoptarlos