Refugio evitó el sacrificio de dos burros jóvenes en un matadero de Francia. Consiguieron su hogar