Regresó a mellizos adoptados por estar embarazada. Nunca los quiso como hijos y no está arrepentida