Restaurante cambia churros rellenos por alimento para ayudar a albergue local. Tienen 1.200 animales