Salma Hayek y su envidiable cintura antes de su embarazo. Una transformación que vale la pena