Sara Carbonero podría haber encontrado (de nuevo) el amor de la mano de un empresario canario