Scarlett está teniendo un gran año. Es la actriz mejor pagada del mundo y podrían nominarla al Oscar