Se arrastró kms buscando ayuda. Sus patas traseras estaban paralizadas pero no perdía la esperanza