Se arrodilló frente a la hija de su prometida con un anillo y una pregunta: “¿Quieres ser mi hija?”