Se bajó del auto y dejó a su perro encerrado por una hora. No le importó que estuviera a pleno sol