Se burlaban diciéndole “bulldog” porque no podía cerrar la boca. Con dos cirugías, hoy luce genial