Se enojó: Tom Cruise pierde los estribos y amenaza a empleados. Incumplieron normas del COVID-19