Se invitó a estas 20 personas a “explicar pésimamente cómo se ganan la vida”, y no decepcionaron