Se le conoce como el árbol de la muerte, y es el más peligroso del mundo