Se paró en 2 patas y tomó la mano de su dueño. Juntos se ayudan a cruzar transitada calle