Se quedó de pie mientras los demás se arrodillaban en apoyo al movimiento antirracista