Se rieron de él en los Oscar, pero el hijo con autismo de Alfonso Cuarón es un talentoso ilustrador