Seguro que has comido anacardos, pero no sabes cómo son antes de ser procesados