Sentía dolor en su abdomen pero médicos la ignoraron. Husky la olió y detectó su cáncer de ovarios