Ser vegetariano podría eliminar 16 años de emisiones de carbono para 2050. Un esfuerzo que lo vale