Si creías que los ositos de gominolas estaban hechos sólo de azúcar y gelatina de frutas, estabas muy equivocado