Sophie Turner llegó en pijama al aeropuerto de Corea del Sur. La reina del norte pone las reglas