Stallone cobrará más de 1.000 dólares a fans que quieran una foto con él. Demasiado por una selfie