Su dueña lo descuidó y se comió 19 chupetes del bebé de la casa. Un colapso estomacal casi lo mata