Un pitbull llamado Eva entró a un salón de peluquería junto a su dueño, como de costumbre, en Queens, Estados Unidos. Pensó que era un corte más de rutina, pero no que pronto se convertiría en su hogar. 

Según el dueño de Eva, el administrador de su edificio ya no le permitiría…

Ahora puedes leer el artículo de UpSocl sobre Su dueño no podía tenerla más y la abandonó en una peluquería. No puede encontrar un nuevo hogar.

También te puede interesar:  Según estudio, perder 2 horas de sueño puede aumentar la irritabilidad de las personas

Seguir leyendo artículo en UpSocl.