Su dueño no podía tenerla más y la abandonó en una peluquería. No puede encontrar un nuevo hogar