Su dueño solo le daba pasteles y tartas hasta que fuera obeso. Ahora lucha por ponerse saludable