Su familia quería una piscina y, para no gastar dinero, la hizo con sus propias manos. Quedó perfecta