Su marido fue a buscar a su perrito al peluquero… y volvió con otro can. ¡Tenía solo un trabajo!