Su marido no quería ayudar en casa. Lo mandó con una lista de comida que no existía al supermercado