Su perrita fue robada y en vez de denunciar a la responsable, pagó su rehabilitación. Era adicta